ACERCA DE ALEJANDRA

 COACH DE VIDA. TAROTISTA.


Tal vez me conozcas a través de la imagen del hada azul. Quizás ya hayas hablado conmigo alguna vez. Durante los últimos cinco años pertenecí al equipo de tarotistas de Alicia Galván.

Pero como la vida no se detiene, y nuestra breve existencia terrenal nos exige evolución, hoy me ha llamado a tomar las riendas de mi misión para crear un nuevo capítulo. Fusionar la experiencia, conocimientos adquiridos y mis convicciones para entregarlos al mundo, persiguiendo el objetivo de ayudar a otros a encontrarse a sí mismos.

Proveniente de una familia de psíquicos, crecí en un ambiente donde el esoterismo y la espiritualidad eran cotidianos. Mis progenitores, famosos médiums y tarotistas en su medio, eran vistos como verdaderas autoridades en la materia. No me alentaron demasiado a seguir sus pasos. Ellos mejor que nadie saben lo difícil que es llevar una vida consagrada a ayudar a los demás.

Amigos cercanos pensaban que tenía un don, y la obligación de usarlo.

Pero yo dudaba en seguir esa línea de trabajo. Sentía que ese no era exactamente mi camino. Aunque no podía evitar la fascinación que ejercía sobre mi todo lo esotérico. Ni tampoco pude esquivar los giros del destino, que parecía traerme de vuelta las mismas cosas de las que pretendía alejarme, en los momentos menos esperados.

Pero confiaba en que Dios me haría saber con certeza cuando me encontrara ante el sendero correcto.

Igualmente proseguí en mi búsqueda, experimentando con distintas profesiones, iniciando estudios en las más diversas áreas. Allgunas tan dispares como Administración de Empresas y Filosofía; o  Belleza y Educación... En fin, que ya pueden hacerse una idea. Así conseguí algún título y algo de conocimiento, aunque más bien me considero autodidacta, y lo que más me aportó ésta incesante búsqueda de "mi lugar en el mundo",  fué aprender más sobre el ser humano.

Paralelamente continué con mis prácticas e investigaciones acerca del Tarot, Astrología y Numerología,  a título de interés personal. Alimentando esa parte de mi ser que demandaba respuestas. Respuestas a todas aquellas interrogantes que la Ciencia todavía no es capaz de contestar. Una explicación a todas esas sensaciones y percepciones que hacen para mí casi tangible las invisibles conexiones del universo que habitamos.

Hasta que la vida me puso en la seria disyuntiva de continuar transitando callejones sin salida por el resto de mi existencia o aceptar el desafío de tomar aquel legado familiar y transformarlo en mi misión particular.

Fue el destino quien me hizo renacer como Alejandra, aunque el nombre fue mi entera elección. Lo escogí porque está cargado de simbolismo para mí. Significa "Protectora de la Humanidad". Eso define exactamente lo quiero ser.

Como Alejandra he luchado y me he esforzado por mejorar cada día, por elevarme espiritualmente para ser un mejor guía para aquellos que recurren a mis consejos. He continuado con mis investigaciones, profundizando en el estudio de nuevas técnicas y disciplinas, como el Life Coaching y la Programación Neurolingüística. Para servir de instrumento al Universo en su incesante tarea de facilitarle a la humanidad el desarrollo de su potencial y a las personas a alcanzar el equilibrio, amor, abundancia y... ¿por qué no? la felicidad.

No pretendo ser más que una humilde herramienta del Universo para mejorar la existencia de otros, con la ilusión de ser parte de ese proceso creativo en que consiste la evolución. 

Y eso definitivamente me inunda con la certeza de estar en el camino correcto. Esta es, sin ninguna duda, mi misión.

ALEJANDRA 

SANDRA DOS SANTOS

Signo lunar   PISCIS  

Signo solar   PISCIS