Conoce a Alfredo

Colaborador honorario.

Durante toda mi vida la gente se ha acercado a mí para contarme su historia, sus problemas, sus dudas.

En los lugares más inusuales, como en la parada del autobús, la cola del supermercado o la sala de espera del dentista, personas totalmente desconocidas se ponían a hablar conmigo y muy pronto empezaban a revelarme sus preocupaciones. Sin conocerme en lo absoluto me confiaban problemas muy personales, los cuales escuchaba atentamente, notando como esperaban "algo" de mí. Una opinión, un consejo, un consuelo, quizá. Inmediatamente me sentía empático con esa persona, Intuitivamente le daba una respuesta que parecía tranquilizar. Tanto que para el momento de despedirme notaba en su agradecimiento cómo se sentía aliviado de una carga pesada y angustiosa. Esto me resultaba intrigante y fascinante a la vez.

Para mí ha sido siempre sencillo "ver" a través de situaciones de la vida que parecen complejas; y notar cómo éstas paralizan y bloquean a los seres humanos.

Eso me llevó a indagar para entender acerca de los mecanismos existentes detrás de esas conductas y del sufrimiento humano. Quería saber por qué hay tanto sufrimiento. ¿Por qué la felicidad es tan difícil de alcanzar? Es cierto que hay circunstancias en que el dolor es natural y cuya cura requiere de tiempo, comprensión y paciencia. Pero sobre todo me intrigaba ver personas que aparentemente lo tenían todo para ser felices y eran en cambio sumamente desdichadas. Observé que había muchos casos de individuos que se auto sabotean, castigando también a sus seres queridos. Y esto provenía en general de ciertas ideas o creencias que tenían muy arraigadas dentro de sí, y que esgrimían como verdades absolutas cuando podían ser consideradas desde un punto de vista objetivo, como más bien absurdas.

Buena parte de mi vida la he dedicado a la profesión docente. También he vivido en distintas ciudades, diferentes países, lo que me ha permitido conocer a gente de diverso origen y distintas culturas. Enriqueciendo mi conocimiento acerca del aspecto humano y su complejidad.

En la búsqueda de respuestas, me propuse conocer más sobre terapias alternativas, técnicas de auto ayuda y todo aquello que me acercara al entendimiento de la conducta humana y de mecanismos para conseguir el bienestar. Entre ellos los que más me interesaron han sido la Programación Neurolingüística, el EFT o Técnica de Liberación Emocional, la filosofía de Ho'oponopono y la Ley de Atracción. Me parecía muy interesante como éstas técnicas bien aplicadas consiguen verdaderos milagros en tiempos récord.

Una de las últimas herramientas que he incorporado es el Tarot. Empecé a utilizarlo luego de leer un artículo sobre Física Cuántica y la Ley de Probabilidad. Éste artículo se refería al Tarot cómo la síntesis del Universo. Y comencé a experimentar, descubriendo que hay fuertes conexiones entre la realidad humana y las cartas del Tarot.

A partir de ahí he estado entrenándome en el arte de leer las cartas con Alejandra, con quien compartimos la misma filosofía y visión de la vida.

No he llegado hasta aquí por las vías tradicionales. Crecí en una familia de religiosidad estricta en donde las prácticas esotéricas estaban prohibidas. Llegué hasta aquí por un interés genuino y particular que no sólo me ha ayudado a encontrarme conmigo mismo, sino también a beneficiar a otros con mis descubrimientos y evolución. Tuve que luchar contra los prejuicios de mi entorno y mis propias creencias limitantes. Pasé por un proceso de "despertar" a lo espiritual para integrarlo al plano físico y mejorar mi existencia y la de todos aquellos que el Universo pone en mi camino.

Decidí seguir éste camino  porque me permite ayudar a otros, y mejorarme a mí mismo al mismo tiempo. Puedo enfocar toda mi energía y concentración en trabajar con otros para manifestar sus objetivos, guiándolos hacia su propia fuente de poder interior, perfeccionándome como coach y también como ser humano. Volcando toda mi experiencia y conocimientos en mis artículos, publicados en mi espacio personal: "el blog de Alfredo Marchese", de acceso totalmente gratuito.

ALFREDO MARCHESE

Coach en Crecimiento Personal

ALFREDO MARCHESE

Signo Lunar: Piscis 

Signo solar:     Leo